Cómo hacer el equipaje perfecto

Trucos para llevar todo en el equipaje

Los porsiacasos son la perdición de todo equipaje. Si queremos viajar ligeros y no tener ningún problema, lo mejor es guardar solo lo necesario… y hacerlo bien.

No tiene mucho sentido llevar una maleta gigante para un fin de semana. Y es que es común no saber exactamente qué meter en el equipaje. Así, podremos ahorrarnos quebraderos de cabeza y pagar tasas extra en los vuelos.

Los imprescindibles

El formato

No es lo mismo hacer un viaje de un fin de semana que uno de 3 semanas. Por eso, es importante tener en cuenta el tipo de viaje.

Igualmente, todo lo que metamos en la maleta tendrá que estar adecuado al destino, a la temperatura que hará, a las restricciones de la aerolínea… De este modo, si en nuestro viaje vamos a hacer una ruta por la montaña, lo idóneo será una mochila. Si, en cambio, vamos a un plan más tranquilo, una maleta con ruedas será más cómoda.

Mejor con una lista

Hacer listas es una práctica que, en muchos casos, es muy beneficiosa. A la hora de hacer el equipaje, será fundamental.

Solo haciendo una lista podremos asegurarnos de no olvidar nada. Si le dedicamos tiempo y la hacemos con antelación, además, evitaremos sustos de última hora.

Evita los porsiacasos

La mejor forma de asegurarnos de que no llevamos más ropa de la cuenta es haciendo conjuntos de ropa. En la misma lista, podremos ir tachando todo lo que, con los días, hayamos visto que no vamos a usar.

De este modo, conseguiremos que no haya nada descolgado porque no combina con el resto, o porque es, por ejemplo, demasiado arreglado en comparación con los zapatos.

Si vas a viajar solo durante unos días, podrás hacer conjuntos diarios utilizando un muchos artículos distintos. Si, en cambio, el viaje es largo, es importante que haya distintos artículos que combinen entre ellos para crear nuevos conjuntos.

Hacer la maleta

No solo es importante qué metemos en la maleta, sino también cómo lo metemos. Lo mejor, generalmente, es dejar en la parte de abajo las cosas más pesadas como, por ejemplo, los zapatos y el neceser. No solo mejorará el puzle final, sino que también evitará que la ropa se arrugue.

Con respecto a las prendas, ocuparán menos espacio si hacemos la maleta en vertical que en horizontal. Esto supone que cada prenda se guarde en un rollo en lugar de apilar unas encima de otras. Si llevas prendas de cashmere o seda colócalas lo más arriba de la maleta para evitar arrugas, al igual que las camisas, los trajes y los vestidos de noche.

Si en lugar de maleta llevas todo en una mochila, la historia cambia. Y es que ya no habrá que poner lo más pesado abajo, sino en el centro de la mochila. Solo así conseguiremos equilibrar el peso y no hacernos daño. Si vas a estar moviéndote mucho, lo más cómodo es que dejes las cosas que vas a utilizar más como el pijama o el neceser en la parte alta de la mochila.

La ropa para el viaje

Parecerá una tontería, pero elegir qué nos pondremos en el viaje es más importante de lo que parece. Y es que es fundamental escoger lo más voluminoso o pesado para la travesía, ya que así no tendremos sorpresas desagradables con el peso o el volumen de la maleta.

Lleva bolsas

Es fundamental llevar algunas bolsas vacías. No nos referimos solo a aquellas en las que guardaremos cada par de zapatos (algo fundamental), sino que nos alegrará contar con alguna para guardar la ropa sucia o mojada.

No factures objetos electrónicos

O, si lo haces, despídete antes de ellos. Lo mejor es llevar siempre portátiles, cámaras de fotos, tabletas y teléfonos como parte del equipaje de mano. Solo así podremos evitar que se lleven golpes innecesarios. Además, es buena idea incluirlo en el centro del equipaje, rodeado de ropa, para que amortigüe cualquier golpe imprevisto.

Ojo con los líquidos

La normativa indica que no se pueden llevar, en el equipaje de mano, envases con líquidos superiores a 100 mililitros. Todos juntos, además, no podrán superar el litro.

Si, en cambio, el equipaje está facturado, podremos incluir tanto como queramos. Eso sí, no es buena idea lanzar en la maleta el champú y el jabón, porque podría abrirse y derramarse. Lo mejor es meterlos en bolsas plásticas, y precintarlos con celo si es posible.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Viajar a Estados Unidos. ¿Qué documentación necesito?

Cómo viajar en avión con mascotas

¿Puedo viajar con jamón en la maleta?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.