Pasajeros de Ryanair sufren 24 horas de retraso

Los pasajeros denuncian el trato recibido por la aerolínea

Además de un retraso de 24 horas, los pasajeros denuncian las malas condiciones y el trato recibido por parte de la compañía irlandesa durante ese periodo de tiempo.

Todo por un problema técnico

El retraso del vuelo se debió a un problema técnico. El problema fue, cuando una vez solucionada la avería, suspendieron el vuelo porque la tripulación había excedido el número de horas permitidas.

La respuesta de la aerolínea

La compañía irlandesa defiende su actuación frente al problema. Según la aerolínea, informaron a los pasajeros en todo momento de lo que estaba ocurriendo y les ofrecieron tanto comida como alojamiento.

Además, los usuarios fueron contactados por mensaje donde les informaban acerca del reembolso del billete y reubicación en otra ruta.

El enfado de los pasajeros

Los pasajeros critican el comportamiento que tuvo la compañía ante esta situación.

Según declaraciones de una de las pasajeras a El confidencial: “ha sido una experiencia terrible, incluso el piloto llegó a proponernos volar con el cuadro de mando de cabina estropeado».

En un principio la compañía informó a los usuarios sobre el problema técnico diciendo que, en caso de no arreglar la avería fletarían otro avión.

Sin embargo, las horas fueron pasando y los pasajeros estaban cada vez más nerviosos. La compañía les ofreció vales de comida y bebida, según cuentan los pasajeros, les daba para comer medio bocadillo.

La espera se hace interminable

La aerolínea comunica que el vuelo FR 1063 saldrá alrededor de las 20:00h. sin embargo, a las 21:00h. un trabajador de la compañía confirma que todavía están arreglando el avión.

“Teníamos que esperar; si salíamos de la terminal, perdíamos el vuelo y el derecho a reclamar nada”, afirma una pasajera. “Uno de los pasajeros incluso se encaró con él y hubo empujones, si no los separamos, se lían a puñetazos”.

Cuando parece que todo está solucionado y estando los pasajeros sentados, preparados para despegar, el piloto comunicó que se negaba a volar.

Ante esta situación, trasladan a los 200 pasajeros a un hotel para pasar la noche. El vuelo saldría a las 8:45 del día siguiente, aunque se retrasó hasta las 11:40h.

24 horas después llegan al destino

Al final, tras 24 horas de espera el vuelo 1063 llegó a Madrid a las 15:30h. Al llegar al destino, los pasajeros fueron a quejarse al mostrador de la compañía.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

La política de equipaje de Ryanair ante el tribunal

Ryanair, la compañía que más destruye el medio ambiente

Ryanair indemnizará a pasajeros por las huelgas del 2018

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.