¿Por qué sabe mal la comida de los aviones?

¿Sabe peor la comida de los aviones que el resto?

¿Por qué sabe mal la comida de los aviones?

Cuando se hace un viaje largo, en los vuelos suelen ofrecer, al menos, una comida. Pero los pasajeros protestan porque la comida de los aviones no suele ser sabrosa o de la mejor calidad. ¿Es una cuestión de dejadez?

Cada vez son más las compañías que contratan afamados chefs para elaborar los menús para sus pasajeros. No obstante, parece que ni así consigan que la comida de los aviones sea sabrosa y apetecible.

Según la famosa página gastronómica Directo al paladar, la culpa no sería de las aerolíneas. Se trataría, en cambio, de una causa científica.

¿Qué dicen los estudios?

Se han llevado a cabo múltiples estudios en torno a la comida de los aviones, algunos incluso desde las mismas aerolíneas. Estos han llegado a la misma conclusión: el sentido del olfato cambia mucho por las condiciones higrotérmicas de la cabina. Y es que, con el grado de humedad tan bajo que hay, la nariz se reseca, afectando al gusto. Con el cambio de presión del aire, las papilas gustativas se abotargan.

Ese es el motivo por el que se consume tanto zumo de tomate en los aviones. Y es que en el aire sabe menos ácido que en la tierra, donde se consume menos. También es ese el motivo por el que se sirven tantos platos especiados, en un intento de estimular los sentidos.

Dice @minues en Directo al paladar: «Es un poco como cuando estamos constipados o con gripe: la comida no nos sabe a nada. De hecho, cocinar en ese estado es un peligro, porque de nada sirve probar una salsa, no sabríamos distinguir si está dulce o salada. Lo mismo en el avión.»

A todo esto hay que sumarle que toda la comida, por motivos logísticos, es recalentada en el microondas, lo que provoca que se reseque más.

Otros factores

Así pues, por el momento contamos con que la comida de los aviones es recalentada, además de los sentidos del gusto y el olfato abotargados. Pero no son los únicos motivos.

También habría que añadir todo el viaje que realiza esa comida desde la empresa de catering que la ha preparado, con suerte no muchas horas antes. Durante ese tiempo, se habrá enfrentado a cambios de temperatura y humedad.

Tampoco ayudan las condiciones en las que se come en el avión. Incluso en business, no es especialmente cómodo. Las turbulencias, espacios estrechos y el ruido de los motores hacen especialmente complicado disfrutar de la comida.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Por qué hace frío en los aviones

Viajar con medicamentos

Cómo hacer el equipaje perfecto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.